An unforgettable place ...

Eco hotels of the world

Eco hotel is a hotel or accommodation that has made important environmental improvements to its structure in order to minimize its impact on the environment. The basic definition of a hotel is an environmentally responsible lodging that follows the practices of green living. These hotels have to be certified green by an independent third-party. Traditionally, these hotels were mostly presented as Eco Lodges because of their location, often in jungles, and their design inspired by the use of traditional building methods applied by skilled local craftsmen in areas, such as Costa Rica.

An eco hotel must usually meet the following criteria:

 Dependence on the natural environment

 Ecological sustainability

 Proven contribution to conservation

 Provision of environmental training programs

 Incorporation of cultural considerations

 Provision of an economic return to the local community

Ecology is a very strong trend, either convictions or a fashion, caring for the earth has become an ideal of many. As a result, eco-hotels have become an increasingly popular alternative in the tourism industry, the increase in demand has led therefore to a large range of hotels with planet friendly options for all requirements.

According to the Royal Spanish Academy, one of the interpretations of the term ecology includes «defense and protection of nature and environment». From what we understand, to be green is to defend and protect everything natural around us. Contact with nature is something almost inherent to the holiday, providing an opportunity to carry out environmental.

An ecological hotel is one that is fully integrated into the environment without damaging the environment, contributing in some way to progress and improvement of the local community and sustainable growth of the tourism industry, like Finca Exotica Eco Lodge.

The term has been used on a more regular basis as new websites devoted to the subject become more prominent and hotel owners become more interested in protecting the areas their guests have come to visit.

New properties are being built from sustainable resources–tropical hardwoods, local stone–and designed to better blend in with their environment. In addition, they are also being run on eco-friendly principles, such as serving organic or locally grown food or using natural cooling as opposed to air conditioning.

To the well-intentioned traveler, ‘green’ labels can be a bit vague, a tinted title that has been taken to mean a host of things, not all of them positive. Faced with growing concerns about ‘greenwashing’ and tongue-twisting turns of phrase like ‘sustainable eco nature adventures,’ the average person is left wondering what a green leaf means on hotel pamphlets. Does not washing your towels really make that much of a difference?

Is switching off your lights really going to save the planet? What makes green hotels truly ‘green’?

To answer that, we first need to look at what it means to be sustainable.

How do things look today?

These days, green initiatives are usually taken to mean those where the practice either has a positive or neutral (anything except negative) effect on the natural environment. But while the protection of natural resources is a vital preoccupation, sustainability means a lot more than saving our planet’s trees.

Local and indigenous communities across the planet often suffer in the shadow of hard-impact mass-market tourism. While the proceeds from tourism may, generally speaking, bring in capital and sometimes even increase peace and stability, local people are sometimes hard pressed to see the benefits. The lion’s share of profits are shipped abroad to foreign stakeholders while local people are even frequently overlooked as staff, tour guides or regional experts. With some bitterness, local people see their cultures bought and sold in front of them, often returned in with no resemblance to the centuries-old traditions that drew in tourists in the first place.

What is sustainability?

Clearly there is no catch-all phrase able to determine whether the place in which you are staying deserves the title of being ‘green,’ but sustainability can certainly be measured in terms of an accommodation’s or tour’s effect on the health of the environment, energy consumption, the promotion of local culture and heritage, the distribution of profits, labour force vitality and even the quality and nature of building materials. The following chart should be looked at as a review of general trends in sustainable travel and ecotourism, not as a checklist. The list doesn’t stop there, but we hope it will help add to the current discussion on sustainable tourism.

Energy consumption:

1. Energy Savings: timers on lights, key activated electricity

2. Emissions-free transportation: bicycles, animals, electric cars

3. Rotating electricity and water scheduled

4. Alternative energy generation: solar panels or heaters, wind turbines, hydro power

Community support:

1. Use of locals as hotel staff, tour guides, management and communications support

2. Promotion and training opportunities for locals

3. Educating guests about community lifestyles (see cultural heritage)

4. Educating guests about local human rights and political issues

5. Use of locally grown food and produce

Cultural heritage:

1. Integration of cultural lifestyles and heritage aspects into tours and accommodayions

2. Respectful exposure to ceremonies and traditional practices

3. Inclusion of local food in restaurants and visits to businesses on tours

4. Respect for cultural norms and values

1. Water conserveration: low-flush toilets, local purified water, shorter showers drawn from local sources

2. Toxin reduction: chlorine substitutes, acid-free paper

3. Waste management: recycling programs, alternative septic systems, reusable amenities

4. Choice of materials and style of lodging: local natural resources, energy-saving designs, locally made furniture and textiles and art.

An unforgettable place ...

Hoteles ecológicos

Hotel ecológico es un hotel o alojamiento que ha llevado a cabo mejoras medioambientales importantes a su estructura con el fin de minimizar su impacto en el medio ambiente. La definición básica de un hotel ecológico es que funciona como un alojamiento ambientalmente responsable que sigue las prácticas de la vida verde. Estos hoteles tienen que ser certificados como amigables con el medio ambiente o “verdes” por las dependencias gubernamentales capacitadas para esto.

Tradicionalmente, estos hoteles se presentaron sobre todo como Eco Lodge debido a su localización, a menudo en las selvas, y por su diseño inspirado en el uso de métodos de construcción tradicionales aplicados por artesanos locales calificados en áreas aledañas. Pero en otro artículo le explicaremos claramente cuál es la diferencia entre hotel ecológico y eco-lodge.

Un hotel ecológico debe generalmente cumplir con los siguientes criterios:

• Dependencia sobre el medio natural

• La sostenibilidad ecológica

• Contribución demostrada para la conservación

• Provisión de programas de formación ambiental

• Incorporación de las consideraciones culturales

• Provisión de un retorno económico para la comunidad local

La ecología es una tendencia muy fuerte, ya sea por convicciones o por moda, el cuidado de la tierra se ha convertido en una prioridad para muchos. Como resultado, los eco-hoteles se han convertido en una alternativa cada vez más popular en la industria del turismo, y el aumento de la demanda ha llevado, por tanto, a una gran oferta de hoteles con opciones amistosas con el medio ambiente para todas las necesidades.

Según la Real Academia Española, una de las interpretaciones del término ecología incluye «la defensa y protección de la naturaleza y el medio ambiente». Por lo que entendemos, ser verde es defender y proteger todo lo natural que nos rodea. El contacto con la naturaleza es algo inherente para proporcionas la oportunidad de llevar a cabo esto.

Un hotel ecológico tiene que estar totalmente integrado en el entorno sin dañar el medio ambiente, contribuyendo de alguna manera al progreso y mejora de la comunidad local y el crecimiento sostenible de la industria del turismo, como en Finca Exótica Eco Lodge.

El término se ha utilizado de manera más regular en nuevos sitios web dedicados al tema y cada vez más propietarios de hoteles no ecológicos se interesan más por la protección de las zonas que sus huéspedes han venido a visitar.

Es por esta razón que las nuevas propiedades se construyen a partir de recursos sostenibles como maderas duras tropicales, piedras y diseños locales, para mezclar mejor con su entorno. Además, ponen en práctica algunos principios ecológicos, como incluir en su menú comida orgánica, o comprar sus verduras y frutas frescas a productores locales y así bajar el consumo de electricidad que genera su almacenamiento.

Para el turista, la etiqueta de «verde» puede ser un concepto vago, ya que lamentablemente también se ha tomado como un título para muchos hoteles regulares que no reúnen todas las características de los hoteles ecológicos. Ante la creciente utilización de frases como ‘aventuras eco sostenibles,’ la persona promedio se queda pensando en el significado de una hoja verde en los folletos de hoteles. De ahí la importancia de despejar la interrogante: ¿Qué hace que los hoteles verdes sean verdaderamente verdes?

Para responder a eso, primero tenemos que entender y darle a conocer el principio más importante bajo el cual se rigen los hoteles ecológicos y que les da su título de verdes, la sostenibilidad ambiental. ¿Qué es la sostenibilidad?

“La sostenibilidad ambiental se refiere a la administración eficiente y racional de los recursos naturales, de manera tal que sea posible mejorar el bienestar de la población actual sin comprometer la calidad de vida de las generaciones futuras.”

¿Pero, cómo se ven hoy en día realmente las cosas?

En estos días, generalmente se toman iniciativas con efecto sobre el medio ambiente. Pero mientras que la protección de los recursos naturales es una preocupación fundamental, la sostenibilidad significa mucho más que salvar los árboles de nuestro planeta.

Las comunidades locales e indígenas en todo el planeta sufren a menudo la sombra del impacto el turismo masivo. Mientras que los ingresos provenientes del turismo pueden, en general, aumentar el capital de las comunidades y en ocasiones incluso aumentar la paz y la estabilidad, son pocas las veces en que las poblaciones locales pueden ver la totalidad de los beneficios. La mayor parte de las ganancias se envían al extranjero, mientras la población local es pasada ​​por alto. Con cierta amargura, la población local en muchas ocasiones ve su cultura vendida y comprada frente a ellos, a menudo ven sus culturas compradas y vendidas frente a ellos con el agravante de que se convierte en material de consumo amoldada a tal punto a las necesidades del mercado de consumo, que al final no poseen ninguna semejanza con las tradiciones centenarias que atraían a los turistas en primer lugar.

Es evidente que no hay ninguna frase utilizada en condiciones de determinar si un lugar en el que te vas a quedar merece el título de ser ‘ verde ‘, pero la sostenibilidad sin duda se puede medir en términos de efecto, observando el alojamiento, salud del medio ambiente, la energía, el consumo, la promoción de la cultura local y el patrimonio, la distribución de utilidades, la fuerza de trabajo vitalidad e incluso la calidad y la naturaleza de los materiales de construcción.

El siguiente cuadro debe ser considerado como una revisión de las tendencias generales de los viajes y el turismo ecológico sostenible, no como una lista de verificación. La lista no termina aquí, pero esperamos que ayudará a añadir a la actual discusión sobre el turismo sostenible.

Consumo de energía:

1. Ahorro de Energía: temporizadores en las luces, electricidad activada con clave.

2. Medios de transportes libres de emisiones: bicicletas, animales, coches eléctricos.

3. Rotación de electricidad y agua programada.

4. Alternativa generación de energía: paneles solares o calentadores, turbinas eólicas, energía hidráulica.

El apoyo comunitario:

1. Contratación de lugareños como personal del hotel. (Guías turísticos, gestión y apoyo de comunicaciones, etc.)

2. Oportunidades de promoción y de formación para los locales.

3. Educar a los clientes acerca de los estilos de vida de la comunidad (Véase patrimonio cultural).

4. Educar a los clientes acerca de los derechos humanos locales y asuntos políticos.

5. El uso de alimentos cultivados y producidos localmente.

Patrimonio cultural:

1. Integración de los estilos de vida y aspectos culturales del patrimonio en tours y hospedaje.

2. Respeto a la exposición de ceremonias y prácticas tradicionales.

3. Inclusión de comida local en los restaurantes y visitas a las empresas en las giras.

4. El respeto a las normas y valores culturales.

Conservación de la naturaleza:

1. El agua: inodoros de bajo rasante, agua purificada, duchas más cortas extraídas de fuentes

locales.

2. Reducción de toxinas: sustitutos de cloro, papel libre de ácido.

3. Gestión de residuos: programas de reciclaje, sistemas sépticos alternativos, servicios reutilizables.

4. Elección de los materiales y el estilo de alojamiento: los recursos naturales locales, diseños de ahorro de energía, muebles de fabricación local, textiles y arte.

Ahora sí cuenta usted con la información básica para iniciar la maravillosa experiencia del turismo ecológico. Venga a Finca Exótica Eco-lodge, donde le espera la exuberancia de la selva, el mar, la mejor comida orgánica de la zona con ingredientes frescos de productores locales, y con nosotros entenderá por completo los grandes beneficios de escoger lugares que ponen en práctica la sostenibilidad ambiental.

Visite nuestra página: www.fincaexotica.com

SUBIR
X